Rutinas Pre-Partido

¿Qué aspectos son fundamentales en la previa de un partido? ¿Cuánto tiempo debemos dedicar a la charla y al calentamiento? ¿Cómo estructuramos el trabajo a realizar?

Charla Pre-Partido de fútbol en el vestuario

Los momentos previos al comienzo de un partido suelen ser momentos de nervios y ganas de empezar por parte de todos, jugadores y entrenadores. Por lo tanto, debemos gestionarlos de la manera más adecuada para que sean lo más eficaces posible de cara al transcurso del partido, transmitiendo lo que queremos a los jugadores y consiguiendo que estén concentrados desde el primer minuto del calentamiento.

Esto se consigue transmitiendo "las 3 C": mensajes Cortos, Claros y Concisos.

  • Cortos: los jugadores lo que quieren es saltar al campo y empezar a calentar y a tocar balón. Nuestro mensaje no puede ser muy extenso puesto que llega un momento en el que desconectan, dejan de prestar atención y no es eficaz.
  • Claros: de igual manera, el mensaje tiene que ser sencillo para que entiendan lo que les queremos transmitir. Tenemos que dirigirnos a ellos con claridad y seguridad en nuestras palabras.
  • Concisos: por último, el mensaje tiene que ser directo, con pocas palabras pero muy precisas. "Decir poco y transmitir mucho".

Por otra parte, debemos planificar correctamente estos momentos de acuerdo al tiempo que disponemos (que no sea ni muy extenso ni muy reducido) para que no se nos olvide ningún detalle. Nunca se debe improvisar, sino que tenemos que llevar planificadas todas las pautas a seguir durante estos momentos. Y estas pautas son las que, a lo largo de la temporada, se deberían convertir en nuestras Rutinas Pre-Partido, que en mi caso son las siguientes:

 

1. Llegada

Las Rutinas Pre-Partido comienzan desde el momento de la llegada al terreno de juego en el que se va a disputar el encuentro. Generalmente, se suele quedar 1 hora antes del inicio. Es decir, este será el tiempo que disponemos para preparar física, técnica, táctica y, sobre todo, psicológicamente a nuestro equipo para afrontar el partido al 100%. No obstante, en algunos partidos que se disputan muy temprano o a la hora de la comida, por ejemplo, he alargado la hora de llegada hasta 45 minutos antes del inicio.

Se pueden dejar 5 minutos de margen antes de entrar a los vestuarios y, tras él, quien llegue más tarde será suplente (aunque fuera a salir como titular).

Una vez que entramos al vestuario, les dejamos a los jugadores solos entre 5 y 10 minutos para que se cambien, se relacionen entre ellos, escuchen música... En definitiva, para que suelten los nervios. Este tiempo lo aprovechamos el segundo entrenador y yo para compartir impresiones de cara al partido, organizar el calentamiento, etc.



2. Charla

Se realiza unos 40 minutos antes del comienzo del partido y suele tener una duración no superior a 10 minutos. Las premisas que se dan son las siguientes:

  1. Alineación: salvo alguna ocasión excepcional, las convocatorias las realizamos con el número justo de jugadores (titulares y suplentes), por lo que no tenemos que hacer ningún descarte. En este sentido, solamente decimos quien sale de inicio y quien parte desde el banquillo.
  2. Sistema y Planteamiento propio: se trata de un recordatorio de lo que ya deberíamos haber trabajado durante la semana. El sistema suele ser el mismo a lo largo de la temporada (con una variante ofensiva y una defensiva). Sin embargo, el planteamiento sí puede sufrir más modificaciones, para adaptarlo a las necesidades del equipo, el terreno de juego, etc. Por lo tanto, se dan pautas de actuación a nivel colectivo (activación táctica).
  3. Planteamiento del rival: este punto, que se puede incluir junto con el anterior, consiste en un análisis rápido del rival, de sus puntos fuertes y débiles, así como otros aspectos a tener en cuenta (jugadas de estrategia, jugadores más desequilibrantes...).
  4. Estrategia: a continuación, el segundo entrenador (para evitar entrar en un estado de monotonía) recuerda las jugadas de estrategia que se pueden utilizar durante el partido, si hay alguna recomendada teniendo en cuenta el rival, y designa los lanzadores de cada acción (faltas, penaltis y córners).
  5. Indicaciones individuales y Motivación: por último, se realizan pequeñas indicaciones individuales (las más importantes) y el primer refuerzo motivacional de cara al calentamiento (activación psicológica).

Durante el tiempo que transcurre entre que los jugadores saltan al campo y realizan la primera parte del calentamiento, el segundo entrenador aprovecha para entregar las fichas al árbitro.


Puedes descargarte la plantilla "Pre-Partido" pulsando el siguiente enlace: [pwt id='31']

3. Calentamiento

A falta de media hora, aproximadamente, para que empiece el partido, todos los jugadores saltan al campo a calentar: titulares por un lado y suplentes por otro. A los suplentes se les deja un balón y calientan aparte (rondos, tiros a puerta, etc.). Mientras que los titulares realizan un calentamiento de unos 20 minutos de duración que sigue la siguiente estructura:

  1. Activación física: movilidad articular y estiramientos libres durante 5 minutos. Cada jugador calienta de acuerdo a sus necesidades.
  2. Relación con el balón: en 4 filas cruzadas o enfrentadas 2 a 2, se realizan ejercicios de conducciones, controles y pases con ambas piernas y distintas superficies de contacto (activación técnica), aumentando la intensidad progresivamente. La duración de esta parte es de 4 minutos.
    [caption id="attachment_4604" align="aligncenter" width="348"]Calentamiento: 4 filas cruzadas 4 filas cruzadas[/caption] [caption id="attachment_4605" align="aligncenter" width="350"]Calentamiento: Filas enfrentadas 2 a 2 Filas enfrentadas 2 a 2[/caption]
    Mientras tanto, el portero realiza trabajo aparte con el segundo entrenador y algún jugador suplente si es necesario: saques, salidas, reflejos...
  3. Aproximación al juego real: a continuación, se realiza algún ejercicio de conservación del balón. Uno muy habitual es la posesión 4x4+2 en la que se enfrentan defensas contra delanteros más dos pivotes, que actúan de comodines, con el objetivo de conservar el balón. También se puede realizar una posesión con intercambios de posición o cualquier otro ejercicio que tenga transferencia al juego real, para introducir el aspecto táctico en el calentamiento (activación táctica). Con el portero, que continúa con su trabajo específico, y los suplentes trabajando aparte, la distribución sobre el campo quedaría de la siguiente manera: Calentamiento Pre-Partido Esta parte dura en torno a 6 minutos.
  • Activación final: para finalizar el calentamiento, realizamos los últimos estiramientos (dinámicos), 4 o 5 salidas trabajando la velocidad de reacción y vuelta a trote al vestuario.

En total, contando la activación final y los tiempos de recuperación e hidratación de los jugadores, la duración del calentamiento no supera los 20 minutos.

Generalmente, la parte de relación con el balón es dirigida. Pero, en alguna ocasión, la realizamos de forma libre: control-pase por parejas, triangulaciones, desplazamientos largos, tiros a puerta... Además, este momento se aprovecha para dar alguna indicación individual (que no se haya dado durante la charla previa), motivar a los jugadores que más lo necesiten, etc.

 

4. Instrucciones finales

Para finalizar la Rutina Pre-Partido, tienen lugar las últimas instrucciones y observaciones (si las hubiera) y, sobre todo, la motivación del grupo. Una vez más, hay que hacer hincapié en el factor psicológico.

Los jugadores realizan "su grito de guerra" y poco a poco van abandonando el vestuario y preparándose para salir al campo: capitán al frente, saludo a la afición en el centro del campo y aproximación al banquillo para realizar la foto de equipo.

Foto Pre-Partido AD Piuqeñas

Esquema

Esquema de las Rutinas Pre-Partido

Conceptos Básicos Defensivos de Unai Emery

En esta entrada voy a explicar los Conceptos Básicos Defensivos que componen el Modelo de Juego de Unai Emery y que son característicos de sus equipos.

Unai Emery dando instrucciones durante un partido

Partiendo de que el sistema habitual de Emery es el 1-4-2-3-1, dichos conceptos o comportamientos colectivos los podemos agrupar en un proceso de 4 pasos:

 

1. Jugador rival presionado con balón

Cuando un jugador del equipo contrario se encuentra en posesión del balón y uno de los jugadores del equipo propio (generalmente, los delanteros)  le presiona, la línea defensiva mantiene la posición:

Conceptos Defensivos de Unai Emery: Paso 1

En la imagen observamos como el jugador rival número 4 (que está en posesión del balón), es presionado por el delantero perteneciente al equipo de Emery. En este caso, la defensa mantiene su posición.

Un aspecto muy importante y sobre el que Emery hace especial hincapié es el de tapar las líneas de pase antes de realizar la presión. Es decir, para que la presión sea efectiva, en primer lugar el delantero ha tapado la línea de pase hacia el centrocampista contrario número 8. Mientras que el mediapunta actuará en función de la decisión tomada por el delantero (tapará la línea de pase hacia el centrocampista 5).

 

2. Jugador rival pasa hacia atrás

Si la presión se realiza correctamente, de forma colectiva y tapando líneas de pase, el jugador rival no tendrá más opciones que pasar hacia atrás. Si esto sucede, el comportamiento del equipo será el de adelantar la posición.

Conceptos Defensivos de Unai Emery: Paso 2

Como podemos observar en la imagen, el central no tiene opciones claras de pase, por lo que opta por retroceder al portero. Mientras tanto, el equipo sale desde atrás avanzando posiciones.

 

 3. Jugador rival con balón controlado y sin oposición

En este caso, si un jugador recibe libre de oposición, con tiempo y espacio para pensar, la línea defensiva se deberá perfilar para correr hacia atrás ante la posibilidad de un envío largo buscando la espalda de los centrales:

Conceptos Defensivos de Unai Emery: Paso 3

En la imagen, el portero tiene el balón controlado con tiempo y espacio suficiente como para mandar un pase largo hacia el delantero, aprovechando la posición adelantada de los defensas. Se hacen imprescindibles, por lo tanto, las vigilancias defensivas del espacio a la espalda.

También podemos observar, una vez más, como los delanteros siguen tapando las líneas de pase hacia los jugadores más próximos al poseedor, por lo que la opción del pase corto prácticamente queda descartada.

 

4. Jugador rival avanza con el balón

Por último, si el jugador que recibió libre de marca opta por avanzar conduciendo el balón (en lugar de realizar un pase largo), la línea defensiva se replegará hasta que el rival encuentre oposición:

Conceptos Defensivos de Unai Emery: Paso 4

En el momento en el que uno de los jugadores se interponga en el camino del rival que avanza con el balón (por ejemplo, el 9), deberá presionarle volviendo otra vez al primer paso ("Jugador rival presionado con balón").

De esta manera, se reproduce de nuevo el proceso, es decir, la defensa dejará de replegar para mantener su posición y actuar en función de la decisión del rival: si juega hacia atrás, adelanta líneas; si tiene opción de pase largo, se perfila para retrasar líneas.



Fuente original

La fuente de la que he extraído la información es una conferencia que el propio Unai Emery impartió en el Comité de Entrenadores Vasco, cuando aún era entrenador del Valencia CF, y que compartió el compañero Pablo Álvarez (@3pabloalvarez).

Podéis ver la conferencia al completo en la siguiente secuencia de vídeos, de unos 45 minutos aproximadamente de duración, en la que, además de este tema, habla sobre otros muy interesantes, como la preparación de un microciclo y las tareas a desarrollar en función de si el partido se disputa como local o como visitante:

https://www.youtube.com/watch?v=KEVxAU8dkiI

https://www.youtube.com/watch?v=wwZ7esIB4Vk https://www.youtube.com/watch?v=aPIrdQjZdJk https://www.youtube.com/watch?v=JokqPFFB5jA https://www.youtube.com/watch?v=kKKlXB1KhSA

Los Valores de un Equipo

En el último artículo que escribí ("Planificación de la Pretemporada"), comentaba que el factor psicológico es imprescindible en cualquier equipo de fútbol (por encima, incluso, del táctico, técnico o físico).

Uno de los métodos que tenemos para desarrollar este factor es el de inculcar valores en el equipo. Y eso es lo que voy a exponer en este artículo, los valores que, desde mi punto de vista, deberían estar presentes en cualquier equipo de fútbol, desde el entrenador hasta los propios jugadores.

Valores de un equipo de fútbol: Compañerismo

Así pues, en primer lugar, será necesario que cada uno defina los principios fundamentales que componen su esencia como entrenador, pues éstos serán los valores que directa o indirectamente va a transmitir a sus jugadores y, por consiguiente, los que definan la identidad del equipo.

Para ello, he realizado este pequeño trabajo en el que incluyo los valores y principios que quiero que estén presentes en mi equipo (tanto en los jugadores como en mí mismo) y los clasifico en 4 grupos, en orden de mayor a menor importancia o relevancia:

 

1. Unión del equipo

Para mí, este aspecto es el más importante, que el equipo "sea una piña" y permanezca unido. Que todos sus componentes remen en la misma dirección será el camino para alcanzar los resultados:

  • Compañerismo: el primer principio que debemos fomentar para tener un equipo unido será el trabajo en equipo. La clave del trabajo en equipo está en la creación de sinergias entre los componentes del mismo. Es decir, que la suma del todo sea superior a la suma de cada una de las partes por separado: cuando se trabaja de manera individual, el trabajo de un jugador (1) más el de otro (1) será igual a la suma de ambos (1+1=2); sin embargo, cuando trabajamos en grupo y unimos nuestras fuerzas al beneficio del colectivo se generan estas sinergias, provocando que el resultado sea mayor (1+1=3).
  • Respeto: hacia los compañeros, entrenadores, rivales, árbitros, público...
  • Empatía: saber escuchar y ponerse en el lugar de los demás facilita el trabajo y la unión del equipo.
  • Humildad: en mi opinión, es el valor fundamental que debe tener todo jugador y entrenador, ya que será la clave de su éxito como persona. Debemos ser humildes siempre, sabiendo que de todo el mundo podemos aprender algo y que siempre podremos mejorar. Un vestuario humilde siempre estará más unido que aquel en el que predomine la prepotencia entre sus integrantes.


2. Rendimiento colectivo

El rendimiento del equipo debería producirse a raíz de la unión del mismo. Por lo tanto, si además de los principios anteriores, fomentamos los que enumero a continuación, probablemente estaremos en condiciones de ofrecer nuestra mejor versión:

  • Esfuerzo: en referencia al trabajo necesario para alcanzar los objetivos colectivos e individuales.
  • Constancia: que ese esfuerzo se realice de manera constante (todos los días).
  • Superación: que el esfuerzo sea cada día mayor (dar cada día un poquito más) y nuestras metas también sean cada vez más altas con el objetivo de progresar continuamente (ambición).
  • Ilusión: tener la Ilusión de que con Esfuerzo, Constancia y Superación será posible alcanzar cualquier objetivo que nos propongamos.
 

3. Confianza en el entrenador

Este aspecto mucha gente podrá pensar que debería ser el más importante de todos. En mi opinión, es fundamental, sí. Pero pienso que la confianza del grupo en su entrenador llegará como consecuencia de lograr los objetivos anteriores (unión y rendimiento). Si conseguimos ambos objetivos es difícil que el grupo no confíe en nosotros.

No obstante, será necesario que el entrenador, además, actúe bajo una serie de principios que le permitan consolidar la confianza de los jugadores, que serán los siguientes:

  • Seguridad: si queremos que el grupo confíe en nosotros, lo primero que tenemos que hacer será transmitirles la confianza que tenemos en nosotros mismos y en nuestro trabajo. Si ni siquiera nosotros confiamos en nuestras posibilidades, difícilmente vamos a conseguir que lo hagan los demás.
  • Autocontrol: tener paciencia y no perder los papeles durante los entrenamientos y partidos (saber estar). Como he mencionado en el primer apartado, se debe respetar a todo el mundo y, más aún, siendo entrenador, puesto que somos el ejemplo a seguir para los jugadores. No podemos pedirles o exigirles algo que nosotros mismos no hacemos. Del mismo modo, el Esfuerzo, la Constancia, la Superación o la Ilusión serán valores que deberán estar presentes en nuestro trabajo diario para "contagiárselos" a nuestros jugadores. Esto es lo que significa ser un líder (liderazgo).
  • Honestidad e Integridad: estos dos factores los pongo de manera conjunta, puesto que están muy relacionados entre sí y considero que deben ir de la mano. Hacen referencia a la importancia de cumplir con nuestra palabra, de actuar conforme a lo que decimos y de cumplir lo que prometemos. Es decir, debemos ser sinceros y, sobre todo, debemos ser justos con todos los jugadores.
Luis Aragonés rodeado del grupo (Selección Española)

4. Rendimiento individual

Por último, el rendimiento individual es un factor que debe añadir valor a todo lo expuesto anteriormente. Tenemos que conseguir que cada jugador rinda al máximo y para ello debemos actuar bajo los siguientes principios:

  • Motivación: desde mi punto de vista, motivar consiste en transmitir de manera correcta todos los valores que estamos enumerando. Para ello, es necesario tener buenas dotes de comunicación y, sobre todo, creer en lo que queremos transmitir. Por eso, al principio del artículo indiqué que lo primero que debemos hacer será definir nuestros propios valores, para que posteriormente los podamos transmitir de manera directa (comunicación) o indirecta (actuación) a nuestros jugadores.
  • Confianza: además de dichos valores, debemos transmitir confianza a nuestros jugadores, hacerles sentir importantes y ser directos con ellos (que cada uno sepa lo que esperamos de él). En este sentido, debemos saber halagar y corregir: el halago puede llevar a la relajación y la corrección, si no se realiza correctamente, puede suponer desmotivación o pérdida de confianza del jugador. Cada jugador es un mundo, por lo que tendremos que saber actuar de acuerdo a la personalidad de cada uno ("con tacto").
  • Proactividad: tener una actitud proactiva significa que sepamos asumir la responsabilidad de nuestros aciertos o errores, corregirlos (por ejemplo, si sale mal un regate y se pierde el balón, no quedar lamentándose, sino correr a recuperarlo) y aprender de ellos (para que no se vuelva a producir). Este concepto influye sobre la toma correcta de decisiones en momentos de tensión.
  • Plenitud: en relación con el principio anterior, tener una actitud plena supone que, en el caso de cometer un error, no dejemos que el mismo afecte a la acción posterior ("pasar página"), de manera que podamos afrontarla al 100%. Lo hecho, hecho está.
 

Conclusiones

Seguramente alguien pueda echar en falta algún valor o piense que alguno de los que hay podrían pertenecer a un grupo diferente al que esté incluido... Lo que he intentado ha sido poner cada principio en el grupo que más repercusión pienso que tiene. Al fin y al cabo, esto no tiene mayor importancia, puesto que todos ellos deberían estar presentes en el equipo.

En mi opinión, nuestra primera tarea como entrenadores al llegar a un equipo nuevo debe ser la de conseguir la unión del grupo, que todos se sientan involucrados en el proyecto e identificados con los objetivos. Que el rendimiento y los resultados surjan como consecuencia del trabajo, la unión y la motivación por lograr dichos objetivos. Que la suma de unión y rendimiento genere una confianza por parte de los jugadores hacia el entrenador. Y, por último, que el entrenador sepa devolver la confianza que sus jugadores tienen en él para sacar lo máximo de cada uno de ellos.

Siguiendo estas directrices y aplicando los valores mencionados no me cabe ninguna duda de que conseguiremos formar un equipo mucho más unido, motivado y capacitado para alcanzar un rendimiento mayor.

 

Para finalizar y como viene siendo habitual, os dejo un gráfico en el que se recogen de manera esquemática todos los valores comentados:

Esquema de los Valores de un Equipo


Bibliografía

González, V. Carácter Ganador. MCSports, Vigo, 2013.