Corren tiempos difíciles para el fútbol base debido a la pandemia que estamos atravesando. Las nuevas restricciones impuestas al deporte al aire libre suponen un obstáculo más para el entrenamiento de fútbol. Entre todas ellas, la más destacada puede ser la limitación de los entrenamientos en grupos de 6 personas como máximo. Es por ello que los entrenadores de fútbol tenemos que reinventarnos y buscar alternativas que nos permitan ofrecer entrenamientos de calidad, pese a esta limitación en cuanto al número de jugadores.

Priorizar las tareas globales

En primer lugar, yo sigo siendo partidario de realizar entrenamientos globalizados en la medida de lo posible: comenzar con un juego de activación (pilla-pilla, pañuelo…), continuar con una tarea de conservación (4v1, 4v2 o 2v2+2c), después realizar algún juego de progresión o finalización (por ejemplo un 3v2+1p, en el caso de contar con algún portero) y acabar con un partido reducido de 3v3.

De esta manera podríamos desarrollar una sesión bastante completa (de entre 60 y 90 minutos de duración), acabando con un juego final de desactivación (una tanda de penaltis, por ejemplo).

Complementar con tareas analíticas

Pero es cierto que el repertorio de tareas es bastante menor que cuando cuentas con 20-22 jugadores. Si la situación se alarga en el tiempo, puede ser necesario recurrir a tareas analíticas, más que nada para que los entrenamientos no se conviertan en una actividad demasiado monótona. Y es ahí donde puede adquirir bastante importancia el material de entrenamiento de fútbol a la hora de plantear sesiones para un número de jugadores reducido.

Por lo general, todos los entrenadores contamos con nuestra pizarra táctica, un juego de conos y demás. Pero ahora también puede ser bastante útil contar con material complementario como:

Escalera de coordinación
  • Escaleras o aros: para realizar diferentes ejercicios de coordinación en la primera parte de la sesión (activación). En este artículo puedes ver varios ejemplos.
  • Miniporterías: nos pueden servir para realizar tareas de progresión, finalización y partidos reducidos.
    • Tareas de progresión: en mi caso, cuando utilizo miniporterías en tareas de progresión, dejo claro a los jugadores que lo que simula el “gol” en ellas no es un tiro, sino un pase a un compañero que ofrecería ese apoyo… Es decir, imaginemos que planteamos un inicio de juego de 4 defensas contra 2 delanteros. Los 4 defensas puntúan cuando marcan en 2 miniporterías interiores, las cuales simulan el apoyo de los mediocentros. De manera que vamos a insistir en que ese golpeo se realice correctamente con el interior del pie en vez del empeine (por tratarse de un pase y no de un tiro).
    • Tareas de finalización y partidos reducidos: mientras que en este tipo de tareas, en las que el gol sí simula un tiro a puerta, lo que hacemos es establecer un límite desde el cual se debe finalizar (es decir, no se puede sobrepasar dicho límite para tirar, sino que el tiro se debe ejecutar antes). De esta manera conseguimos que, a pesar de no haber portero, el tiro se aproxime más a la realidad y evitamos que los jugadores finalicen a un metro de la portería, algo que en un partido apenas se va a producir (también evitamos que los defensores se planten en las miniporterías, haciendo imposible marcar gol en ellas).
  • Picas y jugadores barrera: otro recurso que nos puede venir bien a la hora de plantear, sobre todo, tareas de finalización. Por ejemplo, si queremos automatizar situaciones de centro y remate en un sistema de juego concreto (1-4-2-3-1, 1-4-3-3), estos elementos pueden simular la oposición de los rivales y nos permiten emplear a los 6 jugadores (o 5 contra 1 portero). No deja de ser una situación analítica, pero sí que es más específica en el sentido de que interactúan 5 o 6 jugadores (línea de centrocampistas y delanteros) en lugar de 2, 3 o 4…

Estas son solo algunas sencillas ideas para tratar de que nuestros entrenamientos (quien pueda seguir entrenando) se resientan lo mínimo posible con las restricciones.

Por último, si a alguno le resulta de interés este tipo de material (una escalera, miniporterías fáciles de transportar y de montar, etc.) os recomiendo visitar la web de Mundosilbato, una de las empresas líderes en venta de material deportivo, de entrenamiento y competición. Yo ya he comprado en más de una ocasión y la verdad es que siempre he quedado muy satisfecho tanto con la calidad de los productos como con los precios y tiempos de entrega.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *