Ejercicio muy sencillo y eficaz para trabajar los cambios de orientación mediante un partido condicionado.

Objetivos

  • Tácticos: Cambios de Orientación, Velocidad en el Juego
  • Físicos: Resistencia

Descripción

Partido condicionado para trabajar los Cambios de Orientación

Se disputa un partido condicionado en el que todos los balones que entren por un lateral del cuadrado (delimitado en el centro del campo) deberán salir por el lado contrario, tal y como muestra la imagen. De esta manera fomentamos los cambios de orientación.

Si un balón vuelve a salir por el mismo lateral por el que ha entrado, la posesión pasa al equipo contrario.

Observaciones

En la zona delimitada sólo se podrán dar dos toques como máximo por jugador, para favorecer la velocidad del juego.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.